Guarda Tu Corazón

Hace algunos años se popularizó una canción que invitaba a que escucharás tu corazón “listen to your heart.” Muchos cantaban la melodía pegajosa y quizá practicaban aquel peligroso consejo.  Para muchas mujeres esto es común hoy día. Escuchan lo que supuestamente “su” corazón les está diciendo para tomar decisiones trascendentales en sus vidas.  Y así buscan en su interior lo que sienten en esos momentos. Aun cuando la decisión pueda ser de vida o muerte, de felicidad o tristeza, o quizá sea algo que simplemente marcará su existencia para toda la vida.

La palabra de Dios nos manda otra cosa. El Señor nos muestra que nuestras decisiones no pueden ser tomadas por lo que el corazón está indicando. No deben ser tomadas por lo que sentimos. No deben ser tomadas por lo que estamos pensando en ese momento. En su lugar, debemos aprender que nuestras decisiones deben ser tomadas siguiendo lo que la palabra de Dios dice.

En el libro de Proverbios tenemos muchas enseñanzas sobre el corazón. Una en particular viene a nuestras mentes cuando pensamos en lo anterior. Proverbios 4:23 nos dice: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.” La palabra “guardar” significa “cuidar.” Me gusta mucho la Nueva Traducción Viviente que vierte este verso así: “Sobre todas las cosas cuida tu corazón, pues éste determina el rumbo de tu vida.”

Pero la pregunta sería ¿cómo lo guardo? ¿cómo lo cuido? Si continuamos leyendo este pasaje de Proverbios 4, encontraremos desde el versículo 20 hasta el 27 algunas cosas que nos pueden ayudar, y a la larga nos ayudarán a tomar buenas decisiones en la vida.

20 Hijo mío, está atento a mis palabras;

Inclina tu oído a mis razones.

21 No se aparten de tus ojos;

Guárdalas en medio de tu corazón;

22 Porque son vida a los que las hallan,

Y medicina a todo su cuerpo.

23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;

Porque de él mana la vida.

24 Aparta de ti la perversidad de la boca,

Y aleja de ti la iniquidad de los labios.

25 Tus ojos miren lo recto,

Y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante.

26 Examina la senda de tus pies,

Y todos tus caminos sean rectos.

27 No te desvíes a la derecha ni a la izquierda;

Aparta tu pie del mal.

¿Puedes ver algunas cosas? El sabio Salomón, quién en esta porción, nos habla como un padre a un hijo, nos dice que prestemos atención, y en resumen nos enseña que para guardar el corazón tenemos que:

1. Guardar lo que escuchamos.  Vs. 20  nos dice que escuchemos atentamente sus palabras.

2. Guardar lo que miramos. Vs. 21 y 25 nos dicen que esas palabras no las perdamos de vista. Hay que dejarlas entrar a través de los ojos para que se alojen en lo profundo del corazón. Estas palabras traen vida al que las encuentre, y salud a todo su cuerpo.

3. Guardar lo que decimos. Vs. 24. Se debe evitar toda palabra perversa y alejarse de las palabras corruptas. El hablar debe ser un hablar correcto y puro.

4. Y, por último: Guardar por donde caminamos. Vs.26-27.  Caminar en los senderos rectos, no desviarse por los caminos malos. No ir ni a izquierda ni a derecha. La verdadera motivación debe ser ir por la dirección correcta provista por la Escritura.

Todo lo anterior nos enseña que el Señor está interesado en que todo nuestro cuerpo esté involucrado en guardar el corazón.  Ya que somos seres integrales, oídos, ojos, boca, pies, corazón y en fin todo el cuerpo debe colaborar en el cuidarse totalmente. Cuando lo hacemos así, nuestro corazón, lo más importante en este contexto, y el que determina nuestro futuro, es protegido y cuidado.

¿Nos estamos cuidando de lo que escuchamos, miramos, hablamos y por dónde caminamos?

Dios quiera que sí. Pero, si por alguna razón no es así, detengámonos por un momento. Pensemos y evaluemos lo que estamos haciendo con nuestra vida hoy.  Al corazón no simplemente se le debe oír. Hay algo mucho mejor que podemos hacer. A nuestro corazón se le debe proteger para que no sienta lo que no debe sentir. Para que no se incline a lo que no debe inclinarse. A nuestro corazón se le protege cuando todo nuestro cuerpo oye y obedece la Palabra de Dios. Solo oyéndola tendremos una vida feliz y bendecida.

5 thoughts on “Guarda Tu Corazón”

  1. Esperanza de Carranza says:

    Very good publication. Congratulations to whom make this possible.
    It’s important to learn or to remember these things.

    1. Noemi Lella says:

      Muy preciso el pensamiento, muy cierto y desafiante a poner en práctica el saber “guardar el corazón “. Dios nos dotó con una mente y razonamiento que debemos utilizar acercándonos cada día más a Su Palabra, cuanto más Su Palabra more en nuestras vida, las decisiones que deba tomar cada día, serán las correctas pues serán las guiadas por El y no por un corazón engañoso.

  2. Carolina says:

    Gracias por tu ministerio compartiendo la palabra al mundo hispano

  3. Velia Reyes says:

    Hermoso artículo , compartiendo con simpleza y anotaciones de la palabra De Dios que es nuestra guía.
    Buen reto , guardar nuestro corazón !
    FelicidadesAlma , gracias por compartir

  4. Alma Alfaro says:

    Mis amigas queridas por sus comentarios! Me animan para seguir adelante ! Bendiciones!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *